INTERNACIONAL | UNI EUROPA

Finaliza la IV Conferencia UNI Europa

16/03/2016 | Internacional | UNI EUROPA

¡¡¡Cambiemos juntos Europa!!!  Bajo ese reclamo tenía lugar durante tres días, el encuentro más importante, a nivel europeo, para los trabajadores y trabajadoras del sector de servicios. 

Ese eslogan ilustra la rapidísima mutación que vive actualmente Europa, subraya la necesidad de los sindicatos del sector de comprometerse aún más fuertemente para dar a Europa otro signo muy distinto hacia el que se dirige en la actualidad y, además, refleja la urgente necesidad para los sindicatos europeos de este sector, de unir sus fuerzas para conseguir una Europa justa y social. 

La conferencia se ha dividido en tres sesiones, donde se han discutido y acordado diferentes mociones sobre los siguientes temas: 

  • Cambiar Europa gracias a sindicatos más fuertes. Este bloque tuvo por objetivo demostrar el poder y capacidad de los sindicatos a la hora de incidir y determinar mejoras en las trabajadoras y trabajadores del sector, con muchos y muy diversos ejemplos sobre este extremo.

El compromiso sindical es, por lo tanto, fundamental, ese compromiso incluye tanto promover el aumento de delegados y delegadas de entre las plantillas de las empresas de servicios, como la afiliación a partir de la cual comprometamos a todos los trabajadores a luchar por sus derechos.

 

  • Cambiar Europa gracias a un mejor poder de negociación. Este bloque estuvo centrado en la evolución política, jurídica, económica y social de la Unión Europea y de Europa en su conjunto. Se analizó cómo y en qué medida esta evolución han hipotecado y mermado la capacidad de negociación de los sindicatos. La respuesta fundamental es unir fuerzas para invertir estas tendencias.

 

  • Cambiar Europa favoreciendo la creación de empleo de calidad. Frente a la rápida evolución del mundo del trabajo, los sindicatos europeos del sector de servicios se enfrentan a nuevos retos políticos, sociales y económicos. La revolución numérica, los empleos precarios, así como, la evolución demográfica, son en gran medida responsables de esa situación. Reflejo de ese nuevo contexto, analizamos el papel que deben jugar los sindicatos sobre el mercado de trabajo y su rápida mutación. Así pues, se procedió a establecer estrategias focalizadas en el futuro que aseguren que el sector europeo de servicios y sus trabajadores sean reconocidos como la espina dorsal de la vida económica y social en Europa. 

El denominado "contrato de 0 horas", que se está extendiendo como la pólvora por toda Europa, ejemplifica la mayores de las precariedades laborales, sin contrato, a expensas de una llamada para trabajar unas horas, sin ningún tipo de certeza de cuántas horas se les van a ofertar cada mes. 

Tres días en los que se ha trabajado intensamente, con cifras y datos que apuntalan, afianzan y ratifican cada uno de los análisis realizados, pero donde también tuvieron cabida casos reales, con nombres y apellidos, que ponían voz y cara a otro de los atropellos que vivimos el movimiento sindical desde la derecha europea, como es el caso en España de los casi 300 sindicalistas imputados y/o sentenciados por ejercitar el derecho de huelga y defender los derechos de los trabajadores. 

Este es el caso de España, caso presentado por el compañero de SMC-UGT, Rubén Ranz, que relató en primera persona la dura experiencia que estos compañeros y compañeras sindicalistas están sufriendo. A día de hoy, sigue esperando la citación de su juicio por la Huelga General del 29 de marzo de 2012. La fiscalía en su auto de acusación le pide tres años y nueve meses por el 315.3 y tres años y tres meses por lesiones y atentado a la autoridad. En total son siete años de cárcel por dos delitos y una multa que asciende a más de 5000 euros. 

Para Rubén, al igual que para el resto de sindicalistas, el hecho de que le acusen contra el derecho de los trabajadores, cuando ha tenido que ver las grandes injusticas que se sufren en muchos centros de trabajo  y ningún fiscal se preocupa por ellos, es algo que le duele y que sólo se puede combatir desde la generación de derechos. Esta es la paradoja en la que vivimos actualmente los sindicalistas: luchamos por generar derechos y nos consideran delincuentes peligrosos. 

En noviembre de 2015 UNI GLOBAL nos entregó el premio “Libres de Temor”  en reconocimiento y apoyo a los sindicatos españoles, UGT y CCOO, por nuestra campaña de “ Huelga no es delito”, apoyo y solidaridad que se vió reflejada en la conferencia por parte de todos los sindicatos europeos presentes con la ovación que le brindaron a nuestro compañero de SMC-UGT Rubén Ranz tras su intervención.